El Desayuno, la comida más importante

images

La comida fundamental del día es el desayuno, al ser la primera ingesta de alimentos después de pasar entre 8 y 10 horas en ayuna, debe ser equilibrada y cumplir los requisitos nutricionales de la persona. Si no se desayuna o si se hace mal, esto se notará a lo largo del día. Se presentaran síntomas como falta de concentración, mal humor, bajo rendimiento físico e intelectual, y mucha hambre, lo que hará que llegues con más apetito a la comida y te des un atracón.

Es aconsejable realizar un desayuno que aporten mucha energía. Lo recomendado es ingerir un 20-25% de las calorías que se ingieren durante el día.

DISTRIBUCION 5 COMIDAS - copia

DISTRIBUCION 5 COMIDAS

¿Cómo debe ser un buen desayuno?

Es importante que el desayuno este bien equilibrado para que el cuerpo recibas los nutrientes esenciales.

Éste debe llevar:

Productos lácticos: leche, yogur, cuajada, requesón, etc. Estos son ricos en calcio, proteínas y vitaminas.

Pan, cereales o derivados: tostadas, cereales de desayuno, galletas, etc. Aportan fibra y son una gran fuente de hidratos de carbono.

Frutas o derivados: zumos, compotas, batidos, etc. Aportan carbohidratos, fibra, agua, vitaminas y minerales.

También puede llevar otros productos como:

Jamón serrano o cocido, fiambres bajos en grasa como pollo o pavo, embutidos, huevos, mermelada, mantequilla o margarina, etc. La leche puede ir acompañada con café, colacao o té.

A media mañana se puede comer alguna pieza de fruta, un bocadillo, zumo,etc.. Se debe limitar el consumo de dulces (bollería, croissants, chocolatinas, etc.).

¿Cuáles son los beneficios de desayunar bien?

Muchos estudios demuestran los efectos beneficios de un desayuno equilibrado.

Desayunar bien eleva los niveles de glucosa en la sangre, y de esta forma ayuda al cuerpo a funcionar con mayor efectividad. El rendimiento diario mejora con un desayuno adecuado ya que mejora el rendimiento físico e intelectual, ayuda a memorizar, mejora la concentración, y sobre todo se está de buen humor.

Si se incluye pan o cereales integrales en el desayuno, el consumo de grasa durante el día suele ser menor. El consumo de estos alimentos contribuye a aumentar los aportes calóricos a partir de los hidratos de carbono, reemplazando otros con mayor contenido graso (bollería industrial, repostería, etc.).  Esto ayuda a mantener un estado nutricional correcto.

Cuando se suprime el desayuno, se pone en marcha en el organismo un mecanismo que altera el nivel aceptable de azúcar en la sangre. Esos cambios alteran la conducta e influyen de modo negativo en el rendimiento físico e intelectual. Por lo que si se realiza un buen desayuno, estos  mejoran considerablemente.

Las personas que desayunan mantienen el peso dentro de límites saludables en mayor medida que las que omiten esta ración. El hecho de repartir las calorías durante el día en 4 o  5 comidas, ayuda a que no se sobrecargue ninguna de ellas. Esto también contribuye a evitar picar entre horas (bollería, refrescos, etc.), Esto ayuda a bajar de peso o a controlarlo.

El contenido de fibra de los cereales integrales y las frutas, ayudan al tránsito intestinal evitando el estreñimiento y mejoran los niveles de colesterol.

A demás, el consumo de fruta en el desayuno o la media mañana contribuye significativamente a los aportes diarios de vitaminas y minerales.

Se ha demostrado que los niños que no desayunan o que desayunan muy poco, rinden menos en el colegio que los que ingieren un desayuno adecuado.

Estudios recientes afirman que el desayunar ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual es un factor beneficioso para prevenir la obesidad.

Para empezar bien el día es necesario un buen suministro de energía por medio del desayuno, esto ayudara a rendir más en el colegio, el trabajo, la universidad, la casa, en fin, en la vida diaria.

Es conveniente que nuestros hijos tengan buenos hábitos alimenticios, para ello, es necesario acostumbrarlos a desayunar bien, y que hagan del mismo la comida más importante del día.

Deja un comentario

Post Navigation